Girls. La vida no es lo que nos habían contado.

ImagenMi admiración por Lena Dunham es directamente proporcional a la poca suerte que ha tenido en el reparto genético. Ni falta que le hace.

Esta chica regordeta, cabeza pensante de la serie Girls (HBO) ha conseguido algo muy valioso: retratar con realismo a una generación de mujeres jóvenes, criadas entre algodones y sobradamente preparadas que (oh, sorpresa) no encuentran el lugar que se suponía que el mundo les había reservado. Lena define la nueva feminidad con ironía, crudeza y ternura.

Sus protagonistas no son improbables periodistas con sueldos que les permiten tener el armario lleno de manolos, ni maduritas explosivas que siempre encuentran mesa en el restaurante de moda.

Las chicas de Girls son tan reales que casi puedes tocarlas.
Llevan ropa de H&M, tienen sexo catastrófico, se humillan por amor, no valen para un trabajo remunerado, toman drogas, tienen celulitis, dependen del cheque de papá, cogen ETS, no pueden pagar el alquiler, se traicionan y sin embargo, se quieren. Viven una realidad para la que ni sus padres ni la universidad las habían preparado. ¿Les suena?

Si las protagonistas de la sobrevalorada Sexo en Nueva York se comían el mundo, éstas simplemente intentan que el mundo no las engulla.
Aunque tengan apartamentos dignos de pinterest, escriban blogs y algunas sean realmente guapas; no todo es glamour y purpurina en sus vidas. Hay pequeños y grandes fracasos, abortos, brillos faciales, despidos, acoso, rupturas y desorientación vital. También, breves y luminosos instantes de felicidad.

Lena muestra sin pudor su cuerpo gordezuelo, sus braguitas infantiles y su falta de deseo en escenas explícitas de sexo. No está nada mal que, por una vez, sea él el del cuerpazo y ella la gordita adorable. La autora ha sabido hacer de sus imperfecciones una marca personal llena de encanto; lo que me parece muy valiente. Chica lista, ha posado para Asos Magazine y dicen que una editorial le ha ofrecido 1.000.000 de dólares para escribir su primer libro. Y todo ello sin encajar en los estándares cansinos de las it-girls.

Imagen

Imagen

Lena es la autoproclamada voz de una generación. Lo que más asusta es que lo es también de la mía, ya entrada en la treintena. Los problemas para encontrar un lugar digno en el mundo de las chicas de Girls se parecen a los tuyos y a los míos. Y no por falta de ganas, educación o talento. En Nueva York y en Madrid. O sobre todo en Madrid.

Éste es el mundo que nos han dejado y así es como Lena se lo ha contado.

Anuncios

9 pensamientos en “Girls. La vida no es lo que nos habían contado.

  1. Somos una generación de Chicas Apañadas con las vidas de nuestros empleadores, si existen, en completo orden y las nuestras parecen pasadas por un huracan seguido de un terremoto con tsunami incluido.

    Amo este nuevo blog, soy muy fan.

    besos desde este lado del mundo.

    @desubikarla

  2. Querida Desubikarla, vivimos en una especie de feudalismo moderno. Y aquí ni te cuento. Se trata de sostener a los de siempre. Espero que esto cambie algún día. Un abrazo fuerte, me alegra infinito tenerte por aquí, y escucharte no dar puntada sin hilo.

  3. Cierto es que nos educaron en valores que en la vida real no encontramos. El otro día una amiga le contaba a mi niña de dos años el cuento de la Bella Durmiente, desplegó todo su talento comunicativo, que no es poco, pero al terminarlo murmuró
    -No hay que creérselo, luego pasa lo pasa.
    Con estas series para treintañeras sucede lo mismo nos presentan mujeres con éxito profesional, sentimental y una pinta fabulosa que alcanzan todo lo deseable, sin embargo no todo es color rosa superar los grises también nos hace ser especiales.
    Mil besos

    • ¡Sabia tu amiga! 😉 Gracias por formar parte del mundo apañado, por aquí se la quiere. Y sí, superar los grises nos hace más mujeres. Las pobres nenas de Girls, no tiene éxito ni profesional ni sentimental… simplemente ¡viven! Que no es poco.

  4. Andaba yo buscando alguna referencia con la que satisfacer mi serie-adicción cuando, como caído del cielo, me encuentro este post. Muchísimas gracias por la recomendación, Miss Apañada!! Desde luego, tiene pintón… De hecho, no veo el momento de sumergirme en esa ‘dosis de realismo’ tan necesaria en ocasiones (soy periodista y te aseguro que mi armario nunca oyó hablar de ningún ‘Manolo’ ;))))

    Muchísimas felicidades por el blog!

  5. Gracias Boriti, espero que la disfrute tanto como yo. Yo también estudié periodismo y nunca he tenido un sueldo como para pagarme decenas de manolos (ni siquiera un par)… ¡quiero trabajar en el periódico de Sarah Jessica! Bienvenida.

  6. Pingback: Hanna VS Carrie |

  7. Muy de acuerdo contigo, es admirable que Lena Dunham siendo tan jóven haya logrado tantas cosas con su serie Girls, tan sólo el papel que interpreta de Hanna ha causado opiniones encontradas entre los espectadores, lo que significa que su trabajo está dando frutos. Esperemos ver que pasa con esta talentosa mujer…

Si deja un comentario, salvará a un gatito de ser sacrificado

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s