Cómo restaurar unas sillas estilo Luis XVI

Sí amigas, hacía tiempo que andaba detrás de unas sillas estilo Luis XVI de una forma obsesiva-compulsiva. Tenía fichadas unas en Maisons du Monde, que salían a 149 € por pieza. Y como yo quería cuatro para combinar con mi mesa Tulip de imitación, la broma ascendía a 600 leuros. Cosa mala en los tiempos que corren. Supongo me entienden.

49140122_1 111192_1

Pero, como cuando se me mete algo entre ceja y ceja no hay quien me pueda; saqué todo mi ingenio y artillería de mujer apañada para conseguir mis cuqui sillas por cuatro pesetas. Y es que a mí, nadie me quita la ilusión. Ni la crisis, ni los cerdos infames del gobierno, ni nadie. Amos.

Y he aquí cómo esta heroína doméstica, tras unos cuantos tutoriales de youtube y unos cuantos rastreos por tiendas de gangas, se dispuso a restaurar y tapizar unas sillas sin tener ni puñetera idea del fregado en el que se metía. Mi experiencia es que con un poco de amor y paciencia todo se puede, y el resultado ha sido francamente satisfactorio. Mi salón comedor no tiene nada que envidiar al de la estilista francesa de turno. Y para muestra, un botón:

silla_restaurada

DSC08901

Aquí las niñas de mis ojos en la actualidad

¿Qué les parece el resultado? Yo creo que monísimo, ¿no?

Y además, como de cabrona tengo poco, me dispongo a compartir con ustedes el proceso para que todas podamos presumir en las cenitas con los amigos.

Al lío.

CÓMO RESTAURAR UNAS SILLAS ESTILO XVI (o algo así)

Necesitará:

Unas sillas de comedor de madera. No importa cuán horrendas o rancias sean: cuando hayamos terminado, nadie las reconocerá.

Las mías las encontré en un rastrillo, 100 euros el juego de 4 piezas tras el regateo pertinente. Transporte incluido. Me gustó que la línea fuera redondeada y sobre todo, creí en ellas. Todos nos merecemos segundas oportunidades, ¿o no?

IMG_3309_2

En plena mudanza. Feas, ¿verdad?

Tela a su elección (yo combiné una estampada y otra turquesa) para el retapizado del asiento. Lo principal es que sea resistente y de buena calidad, para que pueda acoger traseros de distinto volumen y envergadura a lo largo de los tiempos, pues estará sometida a bastante uso. Una tela tipo arpillera, lino etc. Las mías proceden de un outlet de una tienda bastante chic de decoración, con telas de firma y gran calidad. Salieron por unos 50 euros aprox.

la foto (2)

Surtidito de telas. La calidad de la foto es mala. La del producto, excelente.

Cinta para rematar (lo que viene siendo pasamanería de toda la vida).

-Una grapadora de tapizar con sus grapas.

Esmalte blanco o del color que elija, rodillos y cinta de carrocero. Plástico para cubrir el suelo.

-Una lijadora eléctrica.

-Lana de acero.

-Tijeras y pegamento textil.

IMG_3611_2

El kit de la apañada

¡Comienza la tortura, yiha!

 

Lo más cansino de todo es lijar las sillas, sobre todo si, como en mi caso, están demasiado barnizadas. Recomiendo pañuelo en el pelo al más puro estilo rumana, gafas protectoras y (fundamental) una mascarilla para no tragar polvo. Lo ideal es hacerlo en un lugar bien ventilado porque se pone todo perdido. El proceso no tiene mucha ciencia: se trata de ir raspando la totalidad de la madera hasta que se vea el material original y se desprenda el barniz.

Es un proceso largo y costoso: toméselo con calma. Tenga claro que le quedarán agujetas en los brazos pero oye, también la mar de tonificados.

Una vez lijadas, se pasa un paño humedecido en jabón neutro, se deja secar y ¡listas para pintar!

Pintar

Esto ya es un poco más entretenido. Con un rodillito y un pincel, vamos metamorfoseando a nuestra querida. A mí me encantan los tonos neutros, pero si a usted le sale del potorro pintarlas de fucsia, ¿quién soy yo para impedírselo?

Con el esmalte que yo utilicé bastó una capa, ya que era bastante espeso. Si al terminar de secar observa pequeñas imperfecciones o restos de pintura, puede lijar suavemente.

Trucos: He descubierto que una simple esponja de baño es ideal para retocar zonas de difícil acceso como esquinas y bordes. Si se deciden por un esmalte acuérdense de proteger bien el suelo, porque a diferencia de la pintura normal, mancha muchísimo.

DSC04360

Pintadas ya parecen otra cosa. 

Decapar

En mi caso froté un poco con la lana de acero para darle ese aspecto envejecido y afrancesado que tanto nos gusta. Pero como comprobé que el esmalte era bastante duro de rascar, terminé cogiendo la lijadora y pasando suaves toques aquí y allá, un poco así a tocomocho. Insistiendo en los bordes, el dibujo de las patas… No quedó nada mal.

Retirar el antiguo tapizado

¡Qué ilusión! El toque final.

Cuando llegó el momento de sustituir el horrendo tapizado salmón con motivos medievales por mis telas supercuquis en tonos turquesa y beis, no me lo podía creer.

Es muy desestrasente arrancar la tela de la susodicha, piense en su jefe o en su ex. Puede ayudarse con una tijera, pero cuidado con dañar la madera. Lo ideal es quitar las grapas del anterior tapizado, aunque yo no lo hice con todas y me quedó igual de bien. Por último, se retira la cinta de remate o pasamanería (ésta suele ser fácil de eliminar al estar simplemente encolada).

IMG_3600_2

Adiós rancior, hola cuquismo.

DSC04354

La grapadora, nuestra gran amiga.

Retapizar

¿Ya tenemos las telas? Bien: calculamos la medida que corresponde a cada asiento, añadiendo siempre unos cuatro centímetros de seguridad. Cortamos y superponemos en el asiento.

IMG_3608

Y aquí amigas, ya juega mucho la maña de cada una. Tenemos tijeras, alfileres, y nuestra grapadora mágica. Se trata de ir cubriendo y tensando la tela sobre al asiento original, corrigiendo cuando sea necesario. Lo ideal es comenzar grapando por el medio de cada uno de los cuatros lados del asiento para fijar la tela, y una vez hecho esto continuar grapando todo alrededor, con esmero y corrigiendo siempre que sea necesario. Tensando siempre la tela y comprobando que no produce arrugas. No es fácil pero, ¿qué lo es en esta vida?

IMG_3612

IMG_3613

Detalle de las grapas.

Trucos: hay que tener especial cuidado con las esquinas, haciendo una doblez mínima que sea prácticamente imperceptible. Lo mismo para la parte posterior del asiento, donde se une la madera con la tela. Hay que recortar de forma redondeada los bordes., y grapar muy pegado a la madera. Y recuerde que si compra una cinta de pasamanería ancha, será más fácil cubrir las eventuales chapuzas.

En mi caso, las sillas que adquirí no eran de las que se pueden desartonillar el asiento: de ahí que me diera un poco más la lata. En caso de que consiga unas de ese tipo, tanto mejor: sólo tiene que desatornillas y grapar la tela, ¡es tan fácil como forrar un libro o envolver un regalo!

IMG_3615

Ya casi estamos.

Rematar

Por último, cortamos la tela sobrante bajo las grapas, y procedemos a colocar la cinta de pasamanería con un poco de pegamento textil y presionando con los dedos. Mi consejo es que la cinta sea lo más discreta posible y a juego con la pintura, sino podemos caer en el look abuelil.

Coloque la cinta alrededor de la parte de abajo del asiento que limita con la madera, y deje para lo último la unión trasera. Con dos trocitos de cinta tapará el desaguisado de las grapas.

IMG_3691

IMG_3690

El toque final: la cinta de pasamanería.

¡Y voilá! He aquí unas sillas únicas, vintage, chic y hechas por la menda… ¿no son una maravilla?

DSC08903

A mí personalmente, me encanta admirarlas y regocijarme en silencio, muhahahaha.

Besos y abrazos a todas las apañadas del mundo. Y si alguna se anima, ya sabe: ruegos, sugerencias y dudas en los comentarios.

Cosas sublimes que usted puede hacer por 15 €

Queridas todas,

Bien sabido es que con esto de la cris**, nos vemos obligadas a devanarnos los sesos para tener el aspecto y el estilo de vida que toda señorita merece. En definitiva: a ser apañadas (que de esto va este blog, aunque a veces me disperse) para salir indemnes y glamourosas de un país que, como Dios, cuando aprieta ahoga pero bien .

No seré yo la que corte sus alas en pos del espíritu cenizo que nos invade. Por eso, mujer, hoy le ofrezco diez planes que la harán sentirse como la reina del Saba por menos de 15 euros. 

Que sí, que si quieren, pueden. Aunque estén en el paro o su empresa no les haya pagado las últimas cinco nóminas.

Le dedico este post con especial cariño a Ana Mato, creadora de la frase más pija de España (“Mi momento favorito del día es ver cómo visten a mis hijos”)  y fanática del confeti. Va por ti Anita, que lo bueno nos gusta a todas.

Que los disfruten, amores.

-Tómese un cóctel en el Dry Bar de Javier de las Muelas (Gran Hotel Meliá Fénix)

Madrid tiene esa cosa encantadora de sorprenderte cuando menos te lo esperas con un rinconcito que parece de todo menos madrileño. Tal es es el caso de este Micro-Principado de Mónaco ubicado en la Plaza de Colón. Entre hordas de erasmus borrachas y skaters quinceañeros se alza una bonita terraza con hilo musical de los 60s y un bar de cócteles que logra combinar el rancior con lo fashion y salir indemne.

Hablamos de la coctelería Dry Bar del Hotel Gran Meliá Fénix. Un local a la par canalla y glamouroso donde se sentirá como una reina, porque lo es. Camareros encantadores que te llaman de usted y ese ambiente morboso como de estar en transición que tienen todos los hoteles. Algún famosete, también.

Cócteles buenérrimos por 15 euros.


24egranmeliafenix-drybar

multi_23758

-Cervecita en la terraza del Hotel Ritz

Otro rincón secreto en los aledaños de la Castellana. De antiguo esplendor y detalles algo cursis, la decadencia de este hotel me fascina. Sentadica en un jardín con fuentes, cisnes de piedra y vegetación,  podrá cotillear los vestidos de las invitadas a algún casamiento. Tal vez hasta se encuentren a Paquita Ors, señora fascinante que tiene una suite en la casa desde hace años. El jardín es romántico como un poema de Becquer, con una escalinata de mármol, un pianista y vistas a los salones con lámparas de araña. No lo han oído aquí, pero si quiere un recuerdo de uno de los lugares de más rancio abolengo de la capital, los posavasos son una monada.

Cerveza a 15 €

hotel-ritz-en-madrid

ritz

-Cómprese algo en Colette

Lo sé: usted quisiera comprarse el último it-bag del diseñador fetiche de turno en el templo del diseño francés. Sin embargo, le voy a ofrecer una interesante alternativa para que pueda pasear por la Rue St. Honoré con una bolsita de Colette sin tener que llamar a Cofidis. En la planta baja de esta boutique venden artículos de papelería, discos y accesorios low cost que se supone que son lo más.

Como estas pulseritas de Mono&Me por unos 15 €. Son monas y le recordarán que una vez estuvo allí.  ¿Más barato todavía? Una cucada de bloc de notas adhesivas en forma de cámara por 8 €.


pulsera

postits

-Regálese un pintalabios de firma

Dicen que en épocas de cris** se disparan la venta de pintalabios. Y es que el maquillaje es una alternativa económica y sencilla para sentirnos automáticamente más guapas y preparadas para comernos el mundo. Y si es de firma, será como llevar un pedacito de haute couture dentro del bolso.

Rouge de YSL, 13 € en ebay.

YSL_ROUGE_Pur_COUTURE

-Clase de brikam yoga

No sé si esto se puede considerar un plan sublime, porque la clase en sí es una tortura. Practicado por chifladas como Lady Gaga o Gwynett Paltrow, es un deporte de alto rendimiento que consiste en 26 posturas o asanas en una clase climatizada a 42 grados. Sé que suena fatal, pero si soporta los 90 minutos de achicharre saldrá de clase feliz como una perdiz, habrá eliminado todas las toxinas de su cuerpo a través del sudor y tendrá la piel reluciente como una manzana transgénica. Además, podrá presumir con las amigas de haber practicado la disciplina de moda entre las celebrities, ahí es ná.

Una semana ilimtada de Brikam Yoga en Madrid o Barcelona por 15 €.

bikram_slide2

-Revista hipster 

Pase por un kiosko trendy o por el VIPS y cómprese algún magazine de prestigio como Love, I-D, Dazed&Confused o Nylon. Que tenga una portada bien chula y sea de grosor contundente. Leála en la intimidad del hogar con luz tenue. Se sentirá una superenterada en moda, practicará inglés, pillará ideas y, como dirían los amigos de Postureo,  queda genial para decorar el salón.

A partir de 10 € aproximadamente.

kate-moss-love-magazine-2013

-Libro y café 

Algunas editoriales como Anagrama tienen ediciones de bolsillo de grandes novelas a partir de 7 euros. Compre una en un café-librería como Tipos Infames o La Central y pídase un café para acompañar la lectura. Se sentirá como una joven parisina de Mayo del 68 y habrá invertido en culturizarse. Además, igual se liga a ese lánguido guaperas de barba del fondo. Y si no, al menos habrá pasado un buen rato y demostrado lo independiente que es usted.

Desde 7 euros.

book-breakfast-coffee-cream-delicious-icecream-Favim.com-72394

-Flores frescas

Sé que puede parecer una tontería, pero tener flores frescas en casa me parece un gran lujo, que además una disfruta durante días. Desde unas sencillas margaritas a unas cuantas peonías, no hay nada más alegre y chic. Busque una floristería cercana a su domicilio y hágalo habitualmente. Es una buena costumbre, que dice mucho de usted.

Ramos de margaritas desde 5 €.

pink spring flowers- pinterest

-Taza de Mr. Wonderful 

El estudio de diseño de moda en Internet (auténtico boom en las redes sociales) es propiedad de una pareja de Barcelona que lo está petando con sus diseños naif y frases buenrollistas. Apoyar a gente que tiene iniciativa y talento me parece casi un deber moral. Usted puede tener la tacita de moda por el presupuesto asignado.

Tazas con diseños variados 15 €.

originales-tazas-mr-wonderful

Glossy Box 

Un sistema con el que podrá probar productos de belleza premium en envase pequeño (no miniaturas). Cremas, perfumes, productos para el pelo, tratamientos corporales… enviados a domicilio en una monada de packaging.

La suscripción mensual cuesta 15 euros, y no tiene compromiso de permanencia. Una buena forma de acceder a la alta cosmética sin dejarse un dineral. Además, los envíos se personalizan en función del tipo de piel, gustos y preferencias de la consumidora.

Glossy box5_betwixtbeauty

GlossyBox

Mercado de Motores

El pasado fin de semana tuvo lugar en Madriz una nueva edición del Mercado de Motores. Por unas horas olvidé que vivo en el país de la pandereta, la palmadita y la picardía y creí que estaba en una capital europea como Berlín, Londres o París.

IMG_2539

La hamburguesa que nos comimos en el Bar Serena del madrileño Barrio de Pacífico se encargó de devolverme a la cruda realidad, pero fue bonito mientras duró.

Desde aquí mi más sincera enhorabuena a los organizadores del evento: hacen falta más lugares como éste en la ciudad, espacios de encuentro, buen rollo y sostenibilidad donde poder comprar artesanía, piezas de segunda mano y diseño de jóvenes creadores mientras pasas una tarde cuqui. En definitiva, Mercado de Motores es una alternativa de consumo a las cadenas low cost además de un buen plan, a qué vamos a negarlo.

IMG_2554

El local en cuestión (C/Valderribas, 35) es espectacular: una antigua nave industrial bien conservada que un fin de semana al mes se transforma con puestos de ropa, accesorios, muebles, discos y comida. Dice mi amiga Le Petite Marché que “los domingos deberían ser para tomar café y leer revistas en un sofá chester”, y le tomamos la palabra.

A la entrada nos recibieron unos simpáticos mozos tocando canciones de Foo Fighters, y lo hacían bastante bien. En general el lugar carece de postureo: ambiente relajado de encuentro vecinal e intercambio, pero sin perroflautismo, lo cual es de agradecer.

Hay puestecitos de café, canapés, cerveza y sushi para coger fuerzas.

IMG_2564

IMG_2586

Joyas de Pena Jewels.

MercadoMotores

Foto vía modernsensibility.blogspot.com

Gorritos, bandeaus y casquetes de lana de Pretzels.

IMG_2571

Muebles vintage de Midtempo.

IMG_2550

Vinilos de La Metralleta.

mercadomotores

Libros indescriptibles a 1 €.

IMG_2567

Bolsos, bisutería y joyitas de Olivia&Me.MercadoMotores

Foto vía Trendy Garage

Diseños muy originales y handmade de Hermanas: láminas, jabones sorpresa, bolsos y ropita de bebé. Yo me hice con un collage que me encanta (aunque más maleni no puede ser).

IMG_2548OK

Floristería y mermeladas caseras.

Flores

Y por supuesto, bicicletas y motos.

IMG_2537

IMG_2569

Estos son los puestos que más me llamaron la atención, aunque había más. Sólo tienen que acercarse a comprobarlo. Disculpen si no recuerdo los nombres de todos los diseñadores, tengo tendencia a la dispersión. Había también talleres de origami para niños. Además, aceptan animales ¡bien! Las fotos, como se pueden imaginar, están precariamente hechas con el Iphone.

Próximamente celebrarán una edición para particulares, donde usted misma podrá tener su propio puesto para vender sus cosucas. Me parece una iniciativa que encaja a la perfección con el espíritu de este blog.

IMG_2555

Desde Miss Apañada les recomiendo sin parar el Mercado de Motores. Es mucho mejor que ir al H&M de Gran Vía.