Lo mejor y lo peor de 2013

Con premura, frenesí, tarde mal y a rastro perpetro este post con lo mejor y lo peor de este año que ¡albricias! ya agoniza.

Al lío que estarán ya con los moños, las uvas y las medias de plumeti.

Image

Image

LO PEOR

El continuo y medieval acoso del gobierno al conjunto de la población española. La pandereta como bandera y el robo y atropello como leiv motiv. Que señoras del opus y cincuentones barrigudos con doble moral y cuentas saneadísimas se atrevan a mandar hasta en nuestro potorro. Es triste, muy triste.

1488795_10152083549533684_530440855_n

-El relaxing café con leche in Plaza Mayor y su consiguiente horda de vergüenza ajena.

-El libro de Belén Esteban, best seller.

Monarquía Española.

Miley Cirus.

Abraham Mateo, el Justin Bieber español. ¿Por qué no un Morrisey español?

-Esa moda repugnante de fotografiarse el hueco entre los muslos y su invitación a la anorexia.

-Egobloggers de moda como setas. Apestan.

-La cadena de a ver cuál es el artículo más cerdaco de la revista Vice. Aunque sus Do´s y Dont´s molan.

-Cerveza sin alcohol, chocolate sin azúcar y pan sin pan.

-Facebook. Aburre.

Rihanna como musa de Balmain. No la entiendo.

Image

LO MEJOR

-El blog de Nada Importa. Es perfecto. Vivo con miedo a conocer al autor en persona, enamorarme perdidamente y arruinar mi vida entera.

La trama nupcial de Jeffrey Eugenides.

Mala de Devendra Banhart.

Un príncipe para Corina.

-Los comentarios en el blog de Pelayo para S Moda.

-La tendencia sneakers tipo Victoria con minicuña. Son cómodas, favorecedoras y baratas. ¿Alquien da más?

-La proliferación de pequeños comercios con encanto, centros de coworking, marcas artesanales y otras iniciativas de jóvenes emprendedores que acuden al autoempleo como salvavidas ante la crisis.

Searching for sugarman.

-Que ustedes me sigan leyendo a pesar de ser la bloguera más inconsistente, absurda y con peor marca personal del universo.

Instagram.

-Joyería minimal. Viva la finura.

-El meme sausages or legs.

-Gatitos en Internet.

1012643_10201491735436896_62373495_n

Image

descarga

Y esto es todo por este año, queridas. Que pasen una buena noche.

Cómo ser mujer

Maquetaci—n 1

El principal valor de este libro (que no es poco) reside en que nos obliga a hacernos una incómoda, pero necesaria pregunta: ¿Soy feminista?

Cómo ser mujer nos invita, bajo un tejido de chascarrillos más o menos afortunados, a realizar una profunda reflexión sobre nuestra condición femenina, autopercepción y prejuicios de género. Sin autoengaño ni complacencia: Caitlin Moran es como esas amigas que te dicen grandes verdades, aunque jodan: como que has engordado, que tu novio es un imbécil, que ese vestido es horrible o que te cabreas demasiado fácilmente. Mis amigas favoritas, en realidad.

Caitlin me cae bien, con su gran culo, su pelo cardado y sus maneras de camionero. Me encantaría irme de copas con ella. Es una tipa divertida y con un par. Más allá de esto, no encuentro muchas cualidades literarias en un libro que mezcla el ensayo y lo autobiográfico y que mi querida editorial Anagrama nos ha vendido como el manifiesto feminista del S.XXI con demasiadas pretensiones.

16149CaitlinMoran__604X327

El comienzo de Cómo ser mujer es prometedor, pero como la cerveza, va perdiendo fuelle y acaba semejándose a otros decepcionantes títulos de chic-lit. En su empeño por ser divertida, acaba cayendo en la autocomplacencia, la egolatría y un tufillo a Bridget Jones que aporta más bien poco.

Es impagable sin embargo, la narración de su despertar a la sexualidad como una chica extremadamente gorda, extremadamente pobre y extremadamente ingenua en un barrio obrero de Londres. Nos reímos y nos reconocemos en su torpeza, disfuncionalidad social, desengaños amorosos y penosa incursión en el mundo laboral.
Moran carece totalmente de esa horrenda cualidad femenina de sentir la necesidad de pedir perdón por todo. Esta y otras actitudes de la autora, me parecen sumamente aplaudibles.

Moran-afirma-que-En-Cómo-ser-mujer-ha-escrito-un-libro-sucio-sobre-el-feminismo-697x1024

Caitlin también hace interesantes y poco políticamente correctas reflexiones sobre temas como el aborto, el matrimonio, la maternidad, los coqueteos en el trabajo y el patriarcado. Sobra sin embargo, el adoctrinamiento sobre depilación púbica o ropa interior, pues opino que es un terreno en el que cada cual debe hacer lo que le plazca y que tiene más que ver con la estética que con la ideología, cosas que jamás me han parecido incompatibles.

El libro está salpicado de anécdotas sobre su prematura vida marital con un periodista de Melody Maker, su poco convencional maternidad, sus desaciertos estilísticos y escarceos nocturnos con estrellas como Lady Gaga, que resultan amenas pero tampoco nos cambian la vida.

Hacia el final de la lectura, una descubre que la articulista de tv y periodista musical tardó cinco meses en escribir lo que pretende ser la obra de referencia del nuevo feminismo. Y entonces una lo entiende todo. Y es que, no se puede pretender ser la nueva Virginia Wolf en menos de lo que dura un contrato temporal.

De todas formas, si se quieren echar unas risas pueden seguir a Caitlin en twitter.
A veces es extraordinariamente certera y desde luego, no tiene pelos en la lengua. Por lo demás, Cómo ser mujer es una lectura de piscina.
A cuidarse, amigas.

Indicios de arrepentimiento

Es oficial: soy lo peor. Todas lo sospechábamos.

Si buscaban una prueba irrefutable, sólo tienen que revisar la fecha de mi última entrada.

Como impresentable defensa, diré que en los últimos meses me han acontecido tremendos cambios profesionales y vitales que han multiplicado mi actividad hasta la tripolaridad y más allá. No es excusa, sin embargo, para abandonar a mi pequeña pero valiosa comunidad de esta manera. Lo siento, lo siento y lo siento.

Ya lo dijo el nunca suficientemente reconocido Carlos Berlanga en aquél temazo:

“Veo en tu mirada algún indicio de arrepentimiento, lo siento”.

A modo de sinceras pero cutres disculpas les dedico este post, que repasa algunas de las cagadas y posteriores actos públicos de arrepentimiento más humillantes y divertidos de los últimos tiempos. Amos allá.

Robbie Williams

robbiewilliams-thumb

Reconozco que este muchacho me despierta cierta simpatía, tal vez porque se da un aire a mi santo o por su eterna cara de niño asustado. Protagonizó uno de los momentos más delirantes de la prensa pop cuando reconoció tener relaciones paranormales con extraterrestres. Y se quedó tan ancho. Luego salió diciendo lo siguiente:

Estaba muy cansado y necesitaba más. Pensé realizar documentales sobre ovnis, pero la realidad es que eso no funcionó. Me convirtió en alguien raro, además de gordo. Un tipo raro y gordo avistando ovnis.

Consejo: si están en plena operación bikini, favor de no ir a avistar ovnis.

Lindsay Lohan

lindsay-lohan-on-drugs

Vivo prendada de esta mujer y de sus continuas meteduras de pata. Sus fotos posando en bikini con una pulsera de arresto domiciliario a modo de tobillera son algo inefable.

lindsay_lohan2

A pesar de las continuas trifulcas legales por sus adicciones, no hay manera. Es tan habitual verla sentada en los banquillos que hasta protagonizó un fake de un anuncio de Vuitton en el juzgado… Su fugaz y delirante paso como directora creativa de Úngaro también fue de traca. Por no hablar de sus permanentes ausencias en los rodajes, cambios de orientación sexual y dramas familiares.

reg_1024.lohan.ls.32013.

Lindsay es la nueva Estefanía de Mónaco, pero más guapa. Más chiflada. Más autodestructiva. Mejor.

Paris Hilton

paris-hilton-crying-jail

Su redención tras haber sido recluida en un celda sin atisbo de purpurina pasó por peinarse como una colegiala, ensayar su más logrado mohín y decir que rezaba para ser buena con todos, en especial con su chihuahua. Conmovedor.

paris-hilton-released-from-jail-04

A los pocos meses la volvieron a pillar conduciendo sin bragas y puesta de coca hasta las cejas. Hace bien, que ella puede.

Juanca

corinna-y-juan-carlos_560x280

Para mí un tío que tiene como afición asesinar animales no tiene disculpa alguna ni me representa en nada. Si lo sumamos a que se gasta nuestro dinero en mantener a su amante aristócrata y construirle una piscina a la nena, ¿qué tenemos? Mismamente la esencia de la monarquía española.

Su “lo siento” fue muy de abuelete senil, pero aquí ternuras las justas.

 

Jude Law

jude-law

Liarse con la niñera es una afición de las celebs masculinas como lo son el surf, los fulares y los sombreros borsalino. Ahí están Ethan Hawke, David Beckham y el mismísimo Jude para demostrarlo.

Sienna, desde Miss Apañada sólo podemos decirte: hiciste bien en dejar a Alfie, pero no debiste recular años después. Segundas partes nunca fueron buenas, amigas. Yo lo sé, y ustedes también.

Kirsten Stewart

dike-chiedozies-blog-stewart-infidelity

kristen-stewart-and-robert-pattinson

La saga Crepúsculo no está entre mis (muchos) guilty pleasures, pero la cara de borde, palidez y repentina afición a las transparencias de esta mujer me intriga. Le puso los cuernos al Pattison con su jefe y lo reconoció públicamente. Al final, el muchacho la perdonó; aunque no duró mucho y no tuvieron vampiritos.

Galliano

061313-Galliano-600

¿Quién es ese hombre impecablemente peinado, con la piel reluciente y camisa abotonada hasta la nuez? ¿Dónde han dejado al mamarracho más genial de la costura? La persecución a la que he sido sometido este pobre hombre me molesta sobremanera. Lo que dijo no estuvo nada bien, pero todos tenemos derecho a cogernos un mal pedo, ¿no? Humillante en el peor sentido: ése que no tiene nada de gracia.

article-2278611-1792D98A000005DC-30_634x760

Nos leemos pronto queridas, espero haber transmitido mi profundo malestar respecto a mi falta de actualizaciones con este post. Las quiero, aunque no siempre las trate como se merecen.